“NO CUESTA NADA CELEBRAR AL CURI”

Es una buena tradición, una buena costumbre, a veces socialmente impuesta, porque todos lo hacen,esto de celebrar y saludar ( de corazón), cuando se cumplen años.Aún mas en estos tiempos donde a veces con un solo “click” en el teclado se siente que el deber ya está cumplido.

Hoy en tiempos veloces, como lo era el “chico” Cornejo por allá en los años 70, es momento de hacer una pausa, como esas que le daba el gran Carlos Cadena al equipo a mediados de los 70, y saludar con el corazón al “Curi”, como ese corazón grande, grabado a fuego que tenía Carlos Romero.¡Ya son 46 años!

No hay mejor saludo para el “Curi” y para toda esa gente que hoy ya no está en las “primeras páginas”, o en aquel comentario “conspicuo” , que el respetar y querer siempre los colores de la memoria.

Los colores de las tardes de otoño, donde los arboles rojizos eran testigos del canto volador del sombrero de el “Ele-U”, del grito del “Garrincha”,amagando y eludiendo en la “galera” del estadio, para llegar al último tablón con esas sabrosas “empanas”.

El color del “Betarraga”( Sr: Dote”), y su carrito manicero, son parte también de los 46 años. El color infinito de la pasión y la bicicleta del “Rico-Yiyo”,( Segundo Oliverio Díaz,qepd) que llegaba pedaleando hasta donde jugase Curicó, debe ser motivo de agradecimiento eterno.

Agradecer los colores al viento de la bandera y el alma inagotable de la Sra Edith, en todos los estadios por donde la” gloriosa” deja su huella, es un acto para celebrar cada día, no tan solo hoy.

Las copas de los campeonatos, de los ascensos maravillosos obtenidos, son motivo de orgullo y de recuerdo dulce, por todo un pueblo contento y enfervorizado.Un torneo, un triunfo de domingo nos pone contentos.El amar la camiseta con respeto, con alegría, con bondad y con valor, nos puede hacer feliz.

Gritar por el “Curi” es un motivo de orgullo siempre, gritar un gol del albirrojo es un canto que cada uno construye con la fuerza interna fraguada desde la primera vez que se nos cruzó la banda sangre.

Celebrar … no cuesta nada.¡Feliz cumpleaños Curi de mi vida!.

Gatomontés